Sígueme en Twitter

Judith es una alumna de bachiller en Mérida. Y esta es la historia que me contó.

JudhitbisnietadeEulalia_1_1.JPGEsta es la foto de Eulalia, bisabuela de Judith Rodríguez Álvarez. A Judiht la conocí en noviembre en su instituto, cuando fui a dar un pequeño taller sobre la Memoria Histórica. La mayor parte de los jóvenes desconocen en gran medida las peripecias de sus padres o de sus abuelos para sobrevivir. Pero Judhit ha recibido de su abuela algunos relatos de hechos trascendentales para su vida y la de sus descendientes. Esta es la nota que Judhit me envía con la primera foto:

Bueno yo soy una alumna del I.E.S Albarregas, al que viniste en noviembre. Yo soy la que contó la minihistoria de mi abuela. El caso es que dije que mi bisabuelo era maestro pero en realidad era ayudante en el ayuntamiento. He cometido este error porque creí haber escuchado a mi abuela decirlo, pero en realidad no es que fuera maestro, sino que cuando venía a Aljucén (Badajoz) enseñaba a los niños voluntariamente. Mi bisabuelo además era propietario de unos molinos cerca de Las Labores (Ciudad Real). Cuando triunfó la dictadura de Franco tuvo que entregar todas las escrituras y se quedó sin nada.
Hace poco encontré unas fotos muy antiguas en las que aparecen los hermanos de mi abuela con fusiles. Eran Republicanos. Tuvieron que pasar muchos días escondidos en lo alto de un árbol. Y otras tantas fotos de mi bisabuela con su mandil, su moño… Pero lo que más me ha impactado ha sido encontrarme con una foto de mi tatarabuelo (el padre de mi bisabuelo) vestido con un traje y camisa y también me ha sorprendido encontrarme las fotos en tan buen estado. Es un gusto que mi abuela haya guardado todas esas fotos porque de forma indirecta he conocido a muchos de mis antepasados. Con este e-mail te mando la foto de mi bisabuela que se llamaba Eulalia. A ella le raparon la cabeza y la metieron en la cárcel.

Deja un comentario