Sígueme en Twitter

Los testamentos visibles e invisibles

Pan,cuchara, cartas_1.JPG

En una vieja bolsa cien veces remendada se guarda la memoria de un hombre. Su cuchara de alpaca, un trozo de pan negro y sus cartas desde la cárcel a sus hijos y a su mujer. ¡Qué poco y cuanto!
Aquí está el testamento de Clemencio Girón; abuelo de Angeles Girón, que murió fusilado en noviembre de 1940, junto a una pared del cementerio de Cuenca. Esta es la última nota escrita en el reverso de un papel de envolver: Le deja el plato a su hijo Clemente, la petaca se la deja a Pepe y su pañuelo, al pequeño, Alberto, aquien él llamaba Caracol. Les pide que sean buenos hermanos, que se quieran, que cuiden de su madrey de su abuela.
La pasada semana, le llamaron a Angeles, su nieta, desde el cementerio de Cuenca para informarle que había locaizado la fosa común en la que Clemencio fue enterrado tras ser fusilado con otros civiles republicanos.

Era guarnicionero, socialista y padre de tres hijos: Pepe, Clemente y Alberto. Este último, el padre de Angeles, tenía entonces solo diez años.

testamentook.JPGEste trozo de papel, junto con el resto de cartas, el mendugo de pan, y la cuchara de alpaca, fue guardado durante más de sesenta años por sus hijos. Es la herencia del padre de Angeles y de sus tíos. La abuela murió al poco del fusilamiento y los tres niños, solos, sobrevivieron trabajando como sirvientes en las casas que les acogieron.
Alberto Girón hijo se hizo guarnicionero. Ahora Angeles acompaña a su padre y a su tío en la busqueda del cuerpo de Clemencio Girón.

Censura.jpg

Angelines.jpg

Cartas censuradas, que le devolvían a Josefa Redondo, su mujer, desde el Seminario de Cuenca, convertido en prisión.

La historia de su proceso y la búsqueda de los restos de Clemencio la inició su tío Pepe, que murió el año pasado. Fue emigrante en Francia. Angeles, una de sus nietas, ha seguido rastreando su memoria, la de su abuela, Josefa, la de su abuelo Clemencio, tratando de entender el dolor y el silencio de su propio padre y la parte que a ella le corresponde de todo ello.

proceso1.jpg

3 Comentarios a “Los testamentos visibles e invisibles”

  1. meneame.net dice:

    Los testamentos visibles e invisibles…

    En una vieja bolsa cien veces remendada se guarda la memoria de un hombre. Su cuchara de alpaca, un trozo de pan negro y sus cartas desde la cárcel a sus hijos y a su mujer. Aquí está el testamento de Clemencio Girón; abuelo de Angeles Girón, que …

  2. Noelia dice:

    Hola,

    He leído esta historia y por las fechas…seguramente coincidiria con mi bisabuelo, que también está enterrado ahí.

    La pena es que fuimos a pedir documentación suya al registro civil y en su certificado de defunción nos tacharon la causa de muerte y bueno..aun no sabes en que fosa está exactamente enterrado.

    ME gustaría saber a donde te dirigiste para encontrar la fosa concreta.

    La verdad es que me sería de uan gran ayuda.

    Un Cordial Saludo

    Noelia

  3. m victoria dice:

    soy nieta de un fusilado en cuenca, lo unico que se es la fecha de su muete 8 de mayo de 1940, se llamaba Eluterio Gil y el mismo dia fusilaron tambien a su hermano, no se el segundo apellido por que es un tema que no puedo hablar con mi madre. Me gustaria que me contases como has hecho para encontrar los datos sobre tu abuelo, si pudieras darme alguna informacion no sabes como te lo agradeceria, pues no me lo quito de la cabeza nunca.
    gracias y un cordial saludo.

Deja un comentario