Sígueme en Twitter

Crisis, recrisis, recontracrisis

crisis-peligro-mas-oportunidad.jpgcrisis-peligro-mas-oportunidad.jpgcrisis-peligro-mas-oportunidad.jpgAsusta la crisis, asusta el cambio, la incertidumbre.  La existencia misma es cambio y la historia es un movimiento permanente de gentes, culturas y pueblos que alcanzan su esplendor para pasar a mejor vida. Vivimos cambiando sin cesar; es decir, envejeciendo ¿empeorando?
Nacemos en el desasosiego y sin embargo, crecemos reclamando certezas: que nos querrán siempre, que no nos faltará comida en la despensa, ni techo, ni ropa, ni dinero para pagar nuestros gastos; queremos trabajo seguro y, pasados como estamos por el empacho del optimismo histórico y de la idea del progreso, nos caemos de espalda cuando la cosa va para atrás o se detiene. No está previsto. Prohibido empeorar y nada de crisis. Donde ayer había diez, mañana, cincuenta.
La Humanidad ha vivido buscando seguridad, protección; pero ha evolucionado afrontando la crisis. De hecho, las guerras han resultado ser las fuentes de las soluciones para los tiempos de paz.
En China escriben crisis uno de ellos significa peligro, el otro, oportunidad.
Crisis: Del latín crisis, a su vez del griego κρίσις  (cambio).

Deja un comentario