Sígueme en Twitter

Colombia: Dicen que en la guerra la primera víctima es la información

He visitado Colombia y he visto a familias abarrotadas en simulacros de casa con techos de lata, de plástico en los fríos cerros bogotanos. He visto a mujeres remover Roma con Santiago para conseguir alimetar a los suyos: rebuscando en las basuras de los mercados de una ciudad dividida en estratos, donde las gentes sin recursos económicos –el 60%– carecen de derechos ciudadanos. He visto a mujeres con sus hombres muertos sin tumba y sin reconocimiento. He visto a mujeres locas, que han olvidado quienes son para soportar la memoria de las masacres a las que han asistido. He visto a campesinos obligados por las armas a dejar sus tierras a nombre de otros, enfermos de olvido, paralizados sus cuerpos por males que apenas pueden diagnosticar ya que carecen de bienes para tener derecho a la asistencia sanitaria. He visto que cuando los colores de la colonial Candelaria se vuelven grises, aparecen unas sombras de seres humanos que arrastran su mugre por las bolsas de basura de donde comen chupando los restos de los plásticos y papeles, como hacen los perros callejeros. He visitado Colombia y he visto un país atravesado por una guerra casi invisiblizada e inexistente para quienes viven en el confort de las elites, que deja a la población civil desprotegida en un fuego cruzado entre bandas con armamento de última generación que pugnan por el dominio de las tierras y de los recursos. El narcotráfico, el terrorismo paramilitar, la violencia armada de unas guerrillas enfrentadas entre sí y enemigas del resto de organizaciones armadas, el terrorismo del propio ejército colombiano, que por acción u omisión, permite en tantas ocasiones que otros le hagan el trabajo sucio, llevándose por delante en las ciudades del interior, en la veredas, en los corregimientos a las familias campesinas que ocupan las tierras que los mismos mandos militares o los terratenientes históricos colombianos reclaman para sí. Colombia es un hervidero de guerra, de crisis humanitaria. Pero también es una especie de milagro de resistencia, de fuerza, de vitalidad. No he conocido a nadie cuya vida no haya sido atravesada por la guerra. Sin embargo, esa sociedad que pareciera haber caído en el neoliberalismo económico sin abandonar el feudalismo, gesta una fuerza de cambio que trata de tomar la iniciativa. ¿Lo conseguirán? Demasiadas vidas, millones de vidas están en juego. Y llevan décadas intentándolo. Un día, en la plaza Bolivar conocí por casualidad a un indígena misak; intercambiamos los correos y al día siguiente me envió varias fotos de una matanza contra indígenas awas, del departamento de Nariño; sin más información. La persecucion de los pueblos originarios aún perdura desde la conquista. Ahora, como siempre, por mor de la pertenecia de la tierra. Las publico en mi blog, con pesar, con dolor, porque son muertos a deshora, a destiempo, a contratiempo, porque son la cara horrible de una guerra cuyos ejecutores parecen haber olvidado que ellos mismos son seres humanos. Y porque están muertos, pudiendo, como yo misma, estar vivos.

DSC03008.JPG

Mañana domingo, 14 de marzo, habrá elecciones al congreso y al senado en Colombia. A quienes apuestan, a pesar de todo, por una salida política negociada, no les resulta fácil navegar en un territorio carcomido por el mercadeo de votos y el juego sucio. Pero hay luces, esperanzas que impulsan millones de mujeres, de hombres colombianos que creen, que necesitan creer que pueden construir una sociedad donde las ideas, la tierra, los recursos y el poder no defiendan con la muerte de los otros. Gloria Cuartas, por el Polo Democrático,–una coalición de izquierdas–y Piedad Córdoba, por el partido Liberal –al que ella misma denuncia por corrupción– han impulsado la plataforma Colombianas y Colombianos por la Paz, desde la que proponen vías de contacto con las organizaciones armadas enfrentadas para que abran las puertas a la negociación política, a la liberación de rehenes y a los acuerdos de paz.
Que la energía de quienes apuestan por una Colombia en paz logre un espacio luminoso en las elecciones de mañana. Porque es guerra nos concierne a todos; en un mundo global, los conflictos armados nos quedan a la vuelta de la esquina, aunque no se desarrolle en nuestras fronteras, y dirimen asuntos que tienen que ver con nuestro estilo de vida, con el modo con el que el poder neoliberal pretende seguir controlando los recursos de la tierra. [youtube]18htce0xID4[/youtube]

[youtube]R3K1r2_dU_E[/youtube]

4 Comentarios a “Colombia: Dicen que en la guerra la primera víctima es la información”

  1. Raúl dice:

    Me parece encomiable la labor de denuncia de esta entrada, sin embargo también me gustaría reflejar la otra cara de la moneda. Colombia no es sólo narcotráfico, guerrilla y delincuencia. De hecho, las tasas de criminalidad han bajado mucho en los últimos años y yo puedo atestiguar que la peligrosidad ha disminuido mucho en las grandes ciudades como Medellín.

    Es cierto que a Colombia le queda mucho para ser una democracia pero también es cierto que también está muy lejos de ser el feudo de Rosario Tijeras.

    Con este comentario no niego nada de lo que tú cuentas. Es cierto y es una lacra para Colombia. Pero no he podido evitar poner un poco de maquillaje en esa bella tierra colombiana que tanto me ha dado.

  2. paula dice:

    El segundo problema de colombia: ” la desinformacion”, el primer problema es “la sociedad” que se involucra directa o indirectamente con el narcotrafico, el paramilitarismo, la guerrilla, aparte de ser una sociedad racista, ignorante, tapadora, hipocrita etc. Con respecto a Raul, se nota que es colombiano, siempre con ese nacionalismo tan presente, tapando la realidad y alegando que colombia no es el feudo de Rosario Tijeras. Para un colombiano y mas para un paisa, NO ES Rosario Tijeras, pero para una persona que lo ve desde afuera SI LO ES. El problema es que los colombianos ya se acostumbraron a esta vida desde la independencia, entonces bajar la “peligrosidad” les hace creer que vivien en un pais maravilloso… donde tienen una taza de asesinatos que no baja de las 10000 victimas anuales ( y es el pais mas feliz del mundo) –

  3. WALTER dice:

    si eso lo que ustedes dicen es la pura realidad estamos viviendo en un pais convertido en matanzas por culpa del narcotrafico de drogas y de ARMAS esto se nos esta saliendo de las manos. SOMOS uno de los paises que tiene todas las fuerzas armadas como:EJERCITO,POLICIA,INFANTERIA DE MARINA,FUERZA AEREA.que mas si solo vivimos en un pais contaminado por un VIRUS que poco a poco vamos combatiendo llamado GUERRILLA.

  4. JAlexPaezW dice:

    Por favor, por amor a Dios y a estos niños que han sido víctimas de la guerra, no publiquen estas imágenes. Que tristeza tan profunda ver a inocentes caídos, inocentes de cuerpo, mente y alma que pagaron una deuda que no es suya.

    Con cuánta impotencia, detrás de esta pantalla sin poder hacer algo para rescatar a estos niños que ya cayeron, que ya no están con nosotros.

    Dolor, tristeza e impotencia que enferma el corazón y que solo aflora el deseo de proteger a cada uno de los niños de nuestra nación y pedir por los que están fuera de nuestras fronteras.

Deja un comentario