Sígueme en Twitter

Confesiones

–Soy  Crisis. Nací en tiempo inmemorial, que viene a ser algo parecido a ayer o a mañana. He venido para echar una mano donde haga falta.

Oí sus palabras a pesar de no escucharla. Algo que resonó en mi estómago, me obligó a mirarla y entonces me entró un hormigueo por el tuétano: crisis se apoderó de mi. Lo hizo,  ocurrío.

Ahora, la tengo dentro y me levanto cada día con la boca seca y la sensación de que una fuerza invisible me rodea el cuello y me oprime el torax. No puedo moverme.

Deja un comentario