Sígueme en Twitter

¡Indignaos!

Indignez-vous!Indignez-vous!— Indignaós–,  ha escrito Stéphane Hessel; un panfleto de 32 páginas que ha corrido como la pólvora por Francia en menos de un mes y que  ha vendido más de ochocientos mil ejemplares. ¡Indignaos! llama a los jóvenes a no conformarse, a rebelarse frente a un sistema que prima la avaricia frente al bien comun:  “Se atreven a decirnos que el Estado ya no puede asegurar los costes de estas medidas sociales. Pero, ¿cómo puede faltar hoy el dinero para mantener y prolongar estas conquistas cuando Ia producción de riqueza ha aumentado considerablemente desde la Liberación, el período en que estaba arruinada Europa? Si no fuera porque el poder deI dinero, tan combatido por la Resistencia, nunca fue tan grande, insolente, egoísta, con sus servidores introducidos hasta en las más altas esferas del Estado. Los bancos privatizados se muestran sobre todo preocupados por sus dividendos y los altos salarios de sus dirigentes, no por el interés general. La brecha entre los más pobres y los más ricos nunca fue tan importante; y la competición por el dinero nunca estuvo tan animada”.

El texto ha sido editado por Indígene una empresa de una pareja de editores de pocos recursos de Montpellier, al precio de 3€

En mitad del laberinto de un mundo repleto de mensajes neuróticos, atrapados en un sistema que engulle  los principios que lo crearon, buscamos el camino de regreso a casa.  Hay luces que alumbran, que deslumbran, que encandilan, ¿como distinguirlas? Y hay voces y palabras que señalan una acción,  la rebeldía necesaria de la indignación; Hessel y tantos otros hombres y mujeres viejos  saben la lección porque llevan atrás el peso de la historia del siglo que quedó atrás y que contruyó una esperanza que desfallece  herida; una esperanza arrodillada delante de los cajeros automáticos, atrapada en los centros comerciales, consumida en las semillas que ya no puden reproducirse. Les toca el turno a lo jóvenes, dice Hessel desde la sabiduria y la experiencia.

Etiquetas :

3 Comentarios a “¡Indignaos!”

  1. javier dice:

    MANIFIESTO
    1º.- Si los dirigentes políticos y sociales tienen que cumplir los dictados de los grandes capitales o poderes económicos, no estamos viviendo en una democracia, si no en una “dictadura dura del capital” atrincherada detrás de una democracia manipulada, debilitada e incompetente.

    2º.- El poder económico diseñó en su día unas fórmulas a largo plazo para controlar y manipular a los Poderes (Legislativo, Ejecutivo, Judicial y Medios de Comunicación) y que en la actualidad, Los Poderes, se encuentran maniatados y con muy poco margen de maniobra.

    3º.- La dicotomía establecida entre derechas e izquierdas es un concepto trasnochado y caduco con el que los poderópatas juegan para mantenerse en el poder. (Comparable al capote torero o la fábula de los galgos y los podencos).

    4º.- El sistema de elección de líderes políticos, económicos y sociales (a nivel nacional e internacional) han sido reducidos, anulados y sustituidos por marionetas de los poderópatas.

    5º.- La manipulación mental (psicopolítica) por medio de todo tipo de sistemas de comunicación es sutil, difícil de detectar pero muy eficiente y atroz, provocando y consiguiendo un encefalograma plano personal y social.

    6º.- La inmensa mayoría de intelectuales de nivel nos han traicionado, dejándose comprar o sometiéndose (de alguna manera) y posicionándose al servicio de los poderópatas (bien porque su silencio les hace cómplices o bien por su nula empatía social).

    7º.- Los adjetivos de: egoístas, avariciosos, trepas, sin escrúpulos, etc. no son ni exactos ni realistas. Su verdadero adjetivo debe de ser: PODERÓPATAS, que refunde todos los anteriores en uno.

    8º.- Poderópatas: Dícese del individuo/a que padece una neurosis obsesivo-compulsiva por el poder en cualquiera de sus manifestaciones (económica, espiritual, empresarial, política, familiar, militar y/o el poder en sí mismo.) Su vida se vuelve infeliz o dolosa si no obtiene lo que persiguen: “el poder”. Su fin justifica los medios y por lo tanto insensibles a los conceptos éticos y morales.
    9º.- La “poderopatía” ha sido el azote de la humanidad a través de todos los tiempos. Cuando el caldo de cultivo de selección de líderes naturales y lícitos (económicos, sociales y políticos) es usurpado por los poderópatas, el caos y la decadencia de la civilización de turno, llega a su fin (la historia se ha repetido muchas veces)
    10º.- Ser conscientes de lo que significa “poderopatía” puede significar su erradicación. No consintamos que unos pocos amarguen la existencia de la inmensa mayoría.
    No se puede consentir que los que han provocado una crisis internacional de tamaña envergadura se “escapen” de “rositas”.
    Exigimos que se nacionalice la banca (mercados, financieras, etc.) y paguen los responsables.

    ¡PASALO!

  2. Javier dice:

    ¡¡¡ Indignez-vous !!!

    Este libro se vende en Francia por 3€.

    El nivel económico de un francés supera en más del doble al del españolito de a pie (y hablamos de medias).

    Aquí se vende por 5 €.

    Aquí a todo el mundo le ha parecido ¿NORMAL? ¿BIEN? ¿CORRECTO? ¿HABITUAL?.

    Creo que es un claro ejemplo de lo que el libro pretende denunciar.

    ¿¿¿ Dónde está nuestra “Resistencia” ??? o ¿¿¿ Nunca la ha habido ???

  3. llum dice:

    Paco Alvarez, responsable del espacio La bolsa y la vida (http://noledigasamimadrequetrabajoenbolsa.blogspot.com/2011/02/indignaos-la-venta-en-espana.html) en el programa de RN Hoy no es un día cualquiera, habló hace varias semanas de este estimulante panfleto.
    Destino no es la pequeña editoral de Montpellier pero dado el bajo precio que le pusieron los franceses, no han podido subir demasiado. Indignaos! y compremoslo, que merece la pena escuchar la llamada a la acción desde la experiencia.
    Animo Javier.

Deja un comentario